Desvelar: Descubrir, poner de manifiesto // Quitar, impedir el sueño, no dejar dormir // Dicho de una persona: Poner gran cuidado y atención en lo que tiene a su cargo o desea hacer o conseguir. (Según RAE)

Un trayecto poético y visual de Agustín Calvo Galán

Las imágenes y videos y todos los textos: autoría de A.C.G. puedes usarlos, siempre y cuando menciones la procedencia y autoría. Gracias.

lunes, 16 de agosto de 2021

Primer texto de "Cartografía del Raval"


 
ANTES DE LLEGAR

Cuando un italiano dice il mio paese no se refiere a la nación transalpina, a la Italia geográfica, política o cultural que ha dado mil glorias a la humanidad; no, en realidad está hablando de su pueblo, de su patria chica, de su localidad natal. Por eso, cuando oigo decir il mio paese siento que el italiano es la lengua más bella del mundo.

En una ocasión, invitado por unos amigos sorianos, presencié la fiesta del “levantamiento del mayo” en Vinuesa, –localidad pétrea, a los pies de las sierras de Urbión y de la Cebollera, que rodean la tan machadiana Laguna Negra–, y envidié a todos los vecinos de aquella localidad: niños, jóvenes, mayores, viejos, mujeres y hombres, los envidié como individuos y como colectividad, por ser y sentirse de un pueblo, por estar juntos en un mismo esfuerzo de ser, de ser colectivo. Y envidié a todos los que se sentían de un pueblo y eran capaces de aunar sus voluntades para levantar un “mayo”, y sentirse de un lugar por encima de todo: sentirse compatriotas de vecindad. Allí, en Vinuesa, durante aquella fiesta, supe que era un apátrida por haber nacido en una gran ciudad, cuyo destino, esfuerzos y símbolos colectivos se escapaban por completo a mi voluntad o me eran ajenos.

Tiempo después, leyendo Paseos con mi madre de Javier Pérez Andújar, que  explica la idiosincrasia de los barrios y localidades del extrarradio obrero, inmigrante, pobre, castellanoparlante, marginal, delincuente, reivindicativo, antes rojo ahora no se sabe de qué color, de Barcelona, pero no como haría un sociólogo o un historiador, sino desde un punto de vista personal, íntimo, literario, de relación con el entorno, con el espacio vivido, a veces amado y a veces odiado; decía que leyendo aquel libro sentí una inmensa alegría, me dio un vuelco el corazón y no solo porque es un gran libro, sino porque dejé de envidiar a los paisanos de Vinuesa o de cualquier localidad italiana: comprendí que mi pueblo, il mio paese, que mi patria era mi barrio: el Raval. Tan lejos de los barrios de Pérez Andújar, aunque en realidad tan cerca, porque no está en el extrarradio de Barcelona, sino en su mismo centro, pero que ha compartido y comparte con aquellas áreas extra muros buena parte de su realidad sociocultural.

En la época en la que leí Paseos con mi madre hacía ya unos años que había dejado de vivir en Barcelona y me había ido al campo, –por razones que ahora no vienen a cuento–; el caso es que el distanciamiento del barrio en el que nací y crecí y de la gran ciudad en su conjunto, unido a aquella lectura, facilitó que pudiera ponerme a pensar, recordar y cartografiar las vivencias y disquisiciones que aquí recojo en torno al que, para siempre ya, será mi barrio.

"Cartografía del Raval" (Polibea, 2021)

https://www.lasombradecain.com/online-store/Cartograf%C3%ADa-del-Raval-Cr%C3%B3nica-sentimental-de-un-barrio-de-Barcelona-p368986209 

lunes, 9 de agosto de 2021

La tarde

de agosto, con sus veladuras, podría ser una forma de nocturnidad. No ha llovido, y aún así las nubes grises, oscuras como cuervos, casi negras, cubren las cabezas de los árboles, también la mía. A lo lejos se oyen truenos infalibles. Lo sé, nunca llueve lo suficiente.

No hay atajos posible, solo meandros larguísimos para llegar a ninguna parte, para dejar de sentir sed.

(Inédito)

viernes, 23 de julio de 2021

"Dedos de leñador " de José Ángel Cilleruelo

El presente se llena a menudo de mamarrachadas autocomplacientes (llámense autobiografías) y de novelas que se rellenan de gomaespuma (llámese autoficción). Sin embargo, el barcelonés José Ángel Cilleruelo lleva ya unos cuantos libros en forma de dietarios en los que reflexiona sobre el hecho mismo de vivir y de escribir libros. ¿Qué sentido o valor tiene? ¿Sobre qué escribimos? y, tal vez, lo más importante: ¿Qué forma ha de tener lo que se escribe? 

Recientemente ha publicado "Dedos de leñador" (Polibea, 2021). No osaré glosar una obra limpia y lúcida como pocas. A continuación las propias palabras de Cilleruelo, 18 frases extraídas a mi libre conveniencia pero en orden cronológico, hablarán por sí mismas:

1.- "He pasado la noche dándole vueltas a una idea. ¿Deberé poner por escrito lo que observo en el presente sociológico? ¿Es este el diario de un ciudadano o de un escritor?"

2.-  "Nunca perder me ha producido una alegría tan íntima: habré perdido, pero voy con los valiosos".

3.- "Porque solo lo que carece de sentido tiene capacidad de albergar lo que seduzca: lo que se sabe en esta época ya carece de valor".

4.-  "¿Alguien me creerá si afirmo que el mejor libro publicado el año pasado no vendió más de cien ejemplares, o me tomarán por un simple extemporáneo?"

5.- "Sófocles no solo escribió el primer thriller de la historia, sino el mejor. El definitivo".

6.- "En cuanto descubro la utilidad de algo, me desmotivo. (,,,) El secreto de lo verdaderamente importante que ocurra en la vida es su futilidad".

7.- "Pues bien, después de treinta y tanto años escribiendo libros, ya solo me queda por escribir lo que he evitado: un dietario convencional. Cronológico".

8.- "(...) mi patria es la cultura europea".

9.- "Es curioso comprobar cómo el diario, a la que uno se despista, se convierte en un libro de memorias".

10.- "El amor, si se piensa con detenimiento, es la máxima exaltación de la vida cotidiana".

11.- "Nada hay más pernicioso que la facilidad. ¿De qué sirve leer una novela fácil?"

12.- "Si Cervantes hubiera tenido fortuna con La Galatea, (...) Creo que jamás se habría planteado entonces escribir el Quijote".

13.- "Cada día entro en una aula (...) donde se sienta delante la realidad y me dice, cada día: Aquí estoy, no lo olvides".

14.- "Un flâneur por su propio pasado".

15.- "Pequeños poemas en imágenes para casi nadie. Un solitario en las redes sociales".

Así es, yo soy uno de esos "casi nadie" que leen a Cilleruelo y se complace con las fotografías que cuelga en Instagram. 

16.- "A veces, mientras lo escribía, me he preguntado por qué este espejismo de inmediatez".

17.- "He escrito siempre contra el yo".

18.- "En suma, la autobiografía, el nombre de otra estafa que suele dejar impune al infractor".

"Dedos de leñador" lleva el subtítulo de "Días de 2019". Se trata del último dietario anterior a la gran pandemia y también de su etapa como profesor. El último de muchas vidas futuras que le esperan al escritor jubilado (pero no de la escritura). Una invitación al diálogo.

lunes, 5 de julio de 2021

Del prólogo de "Cartografía del Raval"

 

Cada prosa, un callejón; cada prosa, una plaza con palomas; cada prosa, un pasaje que nos lleva de una vivencia a otra. Son las prosas de un barrio, sobre un barrio. Un libro que resuena en lo hondo, en la superficie, en la calzada, por las esquinas y aceras, en el subsuelo. Una colección de miradas y de emociones, de reflexiones, un conjunto de pasos por un barrio cartografiado por Agustín Calvo Galán: Cartografía del Raval.

Pero desde el alma, cartografiado, desde el contenido del corazón y con la casa encendida, como escribía Luis Rosales. Encendida aún, la casa de la infancia, con el pasillo, las habitaciones, el comedor, la cocina, unas cortinas, unas flores marchitas..., encendida aún, la casa, las ventanas, el balcón, tal vez unas macetas de flores. Y frío. Más allá, otras casas, con escaleras misteriosas, letreros luminosos anunciando: Habitaciones, Gomas y lavajes, Clínica la Ideal.

El primer día, la primera prosa nos invita a callejear, no hasta el último día, sino hasta la última prosa, que es vida, itinerario de vida recordada, desde la infancia hasta hoy.

Desde la infancia hasta hoy, muchas miradas guardadas, muchos pasos resonando por las mismas calles, aunque, en realidad, ya no sean las mismas piedras, las mismas calles, las mismas tiendas, las mismas personas, ni la misma luz, ni la misma oscuridad. ¿Dónde están los cines de barrio, de reestreno y sus grandiosos carteles anunciantes? ¿Aquellos cines Arnau, Diana, Argentina, Barcelona, Edén, Hora, Español? ¿Dónde, las Atracciones Apolo o aquellas bodegas y tabernas, como la espectacular y suculenta bodega taurina Los Cuernos?

El sonido es otro, el eco que resuena contra las piedras del barrio es otro, los pasos nos engañan. También el paseante es otro. Los pasos son otros. Los pasos.

Las palabras, los nombres, tampoco son los mismos. Por eso hay que recrearlos, estamparlos en una guía urbana de prosas. Conjurar las palabras, los nombres, reclamarlos para que vengan a la vida otra vez, a  la memoria. Tal como eran, pero transfigurados, escriturados entre las arrugas de un papel. Memoria que se comenzó a redactar quizá hace tiempo, en las hojas de una libreta comprada en una papelería del barrio, una tienda que hoy es un supermercado o un bar exótico, o una puerta sellada.

Del Prólogo de Alberto Tugues para "Cartografía del Raval" (Polibea, 2021)

http://editorialpolibea.polibea.com/POLIBEALITERARIA/COLECCIONES11.html

viernes, 18 de junio de 2021

"Cartografía del Raval" (Polibea, 2021) ya está aquí

 



Muchas gracias a Juanjo y a la editorial Polibea por hacer realidad estas crónicas, a Alberto Tugues por su prólogo, y a todos los amigos que me han apoyado desde siempre.

jueves, 10 de junio de 2021

domingo, 6 de junio de 2021

jueves, 6 de mayo de 2021

Revista Alga nº 84

 https://www.castelldefels.org/entitats/alga/84.htm


SUMARIO

  Editorial

  Poesía

Joan Margarit

 ..............................

 05  

Carles Hac Mor

 ..............................

 08  

Ester Xargay

 ..............................

 09  

José Luis Gómez Toré

 ..............................

 10  

Goya Gutiérrez

 ..............................

 13  

José Luis Ruiz Castillo

 ..............................

 15  

Jorge Stoysich

 ..............................

 17  

Xavier Carreras

 ..............................

 19  

Lucía León

 ..............................

 20  

Agustín Calvo Galán

 ..............................

 22  

Marian Quintillá

 ..............................

 25  

Ignacio Gamen

 ..............................

 27  

Carmen Plaza

 ..............................

 29  

Gerardo Guaza

 ..............................

 30  

Fina Tizón

 ..............................

 32  

Inma Salinas

 ..............................

 35  

Pere-Ramon Aguiló

 ..............................

 36  

Elisabeth Aranda

 ..............................

 37  

Rosa Abuchaibe

 ..............................

 39  

Lola Irún

 ..............................

 41  

Rosa Mirambell

 ..............................

 42  

Sergio Gaspar

 ..............................

 44  

Carlota Caulfield

 ..............................

 47  

Robert Creeley
(traducció al català: Dolors Udina)

 ..............................

 49  

Arthur Rimbaud
(traducció al català: Josep A. Vidal)

 ..............................

 s/n  

  Poesía - Colaboración Especial

Amparo Osorio

 ..............................

 52  

  Narrativa

Elvio René

 ..............................

 56  

  Lecturas. Textos comentados

Reseña del libro de poemas “Los deslumbramientos,
seguido de Recapitulaciones” de Ángel Guinda

por Goya Gutiérrez

 ..............................

 59  

Artículo-comentario “Sobre la séptima obediencia” del libro
de poemas “Profetizarás”, de Mariana Colomer

por Juan Miguel Domínguez Prieto

 ..............................

 62  

Artículo-comentario “Tipología social en Chandler” del ensayo
“Raymond Chandler. Les deteccions de la totalitat” de Fredic Jameson

por Carlos Ferrer

 ..............................

 65  

  Páginas centrales. Taller de literatura

Antología poética de Neus Aguado

Introducción: Jaime D. Parra.
Datos biobibliográficos.
Selección de poemas: Neus Aguado.

  Ilustraciones

Grabados y pinturas: Marta Dupresti

 .....................

 8, 14, 26, 40, 60  

Poema visual de Carles Hac Mor

 .....................

 10  

Fotografía de Stela Salinas

 .....................

 34  

Dibujo de Isaac Goldemberg

 .....................

 46  

Fotografías de Enric Velo

 .....................

 50, 54, 61, 64

martes, 4 de mayo de 2021

miércoles, 21 de abril de 2021

"Sacrificio" de Marta Agudo

 (Bartleby Editores, 2021)

49 textos, poemas, prosas poéticas. 49 alfileres, bisturíes, agujas intravenosas. 49 páginas componen este único "Sacrificio" de la poeta madrileña Marta Agudo.   

49 maneras de volcarse hacia afuera, como justamente dice en la primera frase, con un libro sin facilidades, con aristas, que no concede ni escatima al lector ninguno de los síntomas de la enfermedad:

"Puro centro, puro milímetro donde sentir lo humano". (Pág. 15)

49 signos: la mortalidad es la condición de la vida. El punto y aparte de tener que haber llegado hasta aquí, como hipnóticamente repite la poeta. Hasta aquí. ¿Dónde estamos? ¿Dónde se sitúa ella? ¿Y nosotros, sus lectores, dónde nos situamos? 

"Sacrificio" exige un compromiso al lector. Agudo habla del dolor de la manera más difícil posible, de la manera menos melodramática, hasta menos romántica, lo hace desde el desvelo de lo que no sabemos, desde la frontera en la que la vida la ha situada a ella, desde una verdad extraña y, a menudo, inefable. 

"Sacrificio" es comprensión de lo incomprensible: poesía. Hasta aquí la frontera más extensa, no importa el otro lado. Mientras Marta Agudo siga escribiendo todos podremos seguir estando vivos.

domingo, 11 de abril de 2021

Este mundo

 

 no tiene solución. Ya lo dijo Enrique Santos Discépolo, lo mismo vale un burro que un gran profesor. Era así a principios del siglo XX y parece que sigue siendo igual a principios del XXI.

domingo, 21 de marzo de 2021

Este embrollo

 

 metálico nunca más podrá ser la misma maraña, la luz y las sombras, la confusión del abecedario, nada volverá a ser cómo fue y, sin embargo, su recuerdo sigue muy presente. Lo he recortado, le he cambiado los colores, lo he vuelto del revés, pero sigue igual de inmutable: es irresoluble y ahora lo acepto sin más.

domingo, 14 de marzo de 2021

"Pensar por imágenes" de Paola Laskaris

El cuarto libro de la poeta y traductora Paola Laskaris (Pavía, Italia, 1975), "Pensar por imágenes" (El Sastre de Apollinaire, 2021) con unas coloristas ilustraciones de Caterina Zaira Laskaris, es una invitación a ver la poesía. A menudo se ha contrapuesta la imagen a la palabra, cuando en realidad siempre han ido de la mano. ¿Se puede escribir poesía sin imágenes, solo desde el pensamiento abstracto? La respuesta de Laskaris es este libro lleno de metáforas visuales de gran sensibilidad expresiva:

"En un teatro antiguo / la luna puso en escena / mi drama solitario". (pág. 16)

"Cuerdas de una guitarra / Árboles como latidos. / Cierro los ojos". (pág. 80)

Estos mismos versos, extraídos de poemas más largos, servirían como poesía oriental, a la manera de unos haikús heterodoxos, donde siempre los elementos del paisaje retratan una sensación o un estado de ánimo mejor que su simple descripción.

Sin embargo, Laskaris extiende su mirada también hacia el interior de las páginas, entonces ve las palabras, la escritura:

"Tocar / es el verbo más generoso / de la lengua española". (pág. 45)

"Odio / los verbos futuros / son demasiado largos / e imprudentes. (pág. 52)

El idioma se convierte así en un don pero también una perdición, algo muy similar a lo que podría representar los sentimientos amatorios. Y es que en la poesía de Laskaris amor y lenguaje forman el tándem perfecto para una creación poética honda, personal, llena de dulzura y amargura a partes iguales. Aunque, al final, siempre hay un rayo de esperanza:

"(...) sonrío antes tan dichosa ventura, porque todo ha merecido la pena". (pág. 81)

Efectivamente, leer "Pensar por imágenes" merece la pena.

lunes, 8 de marzo de 2021

Esta ranita

 

 la compré en el gran bazar de El Cairo. Me mira cuando leo. Ella sabe distinguir los libros buenos de los menos buenos sin abrirlos, me mira y me comprende perfectamente. Me acompaña, yo aprecio sus silencios coloristas.

jueves, 4 de marzo de 2021

martes, 23 de febrero de 2021

Este viejo tornillo


 me lo robó un poetastro al que invité, hace muchos años, a una reunión de poetas experimentales en mi casa. El muy zorro pensó que le podría sacar provecho. Tiempo después lo vi en una de sus obras. Que le aproche. Yo ya lo había usado.

domingo, 14 de febrero de 2021

Quimera nº 446

La Revista Quimera 446 (febrero, 2021) incluye mi reseña de la novela "Centroeuropa" (Galaxia Gutenberg, 2020) de Vicente Luis Mora.



https://www.revistaquimera.com/ultimo-numero/



viernes, 12 de febrero de 2021

Chick Corea en la memoria

Mi pequeño homenaje al músico genial, estos versos inspirados en el Spain de Chick Corea que incluí en mi  libro "Y habré vivido" (La Garúa, 2018).







miércoles, 10 de febrero de 2021

domingo, 7 de febrero de 2021

Libro, índice vital


Christian T. Arjona ha compuesto en "Tau. Libro de la memoria y la quimera" (Libros del Aldarán, 2020) una obra literaria sin índice al principio ni al final, porque en realidad el libro mismo es un índice alfabético en el que la simbología más variada va formando un laberinto o una espiral de ascensión o de autoconocimiento, un caleidoscopio de momentos. 
Dice el autor que se trata de una novela, pero parece más un poema sinfín, una prosa poética inacabable, que se ramifica y crece y se diluye como las horas de una noche, y que avanza por entre los meandros del río de la sabiduría. Está escrito en forma de narración y hay un protagonista, trasunto del propio autor, Tristán, que irá transitando por todas las letras del alfabeto latino hasta llegar a una comprensión enciclopédica de la naturaleza, del arte, de la Creación. 
Las figuras poéticas se multiplican en las prosas que componen el libro, desde metáforas, hipérboles, alegorías, aliteraciones, etc. todas las formas y géneros tienen cabida dentro de esta obra inmensa e inclasificable: desde la narración al haiku, desde la enumeración, la descripción, el paisajismo, hasta el esoterismo. Pero que nadie se lleve a engaño, el esoterismo no es aquí nunca un ocultismo o una pseudociencia, sino un gnosticismo de la claridad, del desvelo, de la parsimonia ante los acontecimientos visibles e invisibles de la existencia. Se diría, a la manera de Fray Luis de León, que al autor buscar huir del mundanal ruido que nos rodea y crear el suyo propio, más calmado. Este libro es la realización de dicha posibilidad, la arquitectura de dicho aquietamiento.  
"Tau. Libro de la memoria y la quimera" es una obra excesiva y a la vez breve. Abre innumerables puertas por las que el lector puede penetrar y seguir si lo desea. Además, la infinidad de referencias literarias y artísticas hacen de este libro un compendio estilístico en busca de un  nexo global en el que Oriente o Occidente se puedan abrazar y reconocer mutuamente. El autor atraviesa, además, todas las fronteras imaginables, también las de los idiomas. 
De manera destacada, la simbología gráfica de las letras es usada como forma de conocimiento. Christian conoce sobradamente los orígenes de cada una de las letras de nuestro alfabeto, haciendo hincapié en esa "tau" griega del título, que es en realidad la "te" central de su propio nombre, la inicial de su primer apellido, y que el mismo usa como inicial central, como eje, como girasol que se abre a luz del resto de las letras que la acompañan. En este sentido, no se nos escapa la simbología cabalística, pues entre otras cosas la "taw" cierra el alfabeto hebreo como la zeta el latino.
"Tau. Libro de la memoria y la quimera" es una obra notable e híbrida que merece ser leída y degustada con calma. El conjunto se remata con referencias gráficas o visuales, donde la percepción de los sentidos se pone alerta para descubrir nuevos y más hondos significados. En definitiva, el protagonista de estas prosas es a la vez un Odiseo por el Mediterráneo, un lobo estepario y también un ermitaño clásico. He aquí el inventario de una aspiración, de una exhalación, de una vida única y preñada de interiores bella y sabiamente dibujados.

domingo, 24 de enero de 2021

AL BORDE DE TI

 

Lo supe después:

las sombras acudieron a tu encuentro.

 

Sin nombre, calles sin nombre

 

bajo la capa del insomnio se desvanecían.

 

He visto cómo soñabas temblando de furia

entre

            mis brazos

abriendo balcones en medio de la oscuridad.

 

Calles, calles que corren bajo un cielo sereno.

 

No hubo ruido,

nadie salió, nadie dijo yo lo vi todo,

ni siquiera yo mismo

 

y me dolía.

 

Un momento fatídico,

no las buscabas, pero las sombras llegaron

para encontrarte; no las creías y ellas vinieron

para arrancarnos un pedazo de aquellas madrugadas

 

           y los años.            

 

Calles, calles que pisan mis palabras y las tuyas.

 

(un poema muy antiguo, pero inédito en libro)