Desvelar: Descubrir, poner de manifiesto // Quitar, impedir el sueño, no dejar dormir // Dicho de una persona: Poner gran cuidado y atención en lo que tiene a su cargo o desea hacer o conseguir. (Según RAE)

Un trayecto poético y visual de Agustín Calvo Galán

Las imágenes y videos y todos los textos: autoría de A.C.G. puedes usarlos, siempre y cuando menciones la procedencia y autoría. Gracias.

lunes, 31 de diciembre de 2018

Diario de poemas: 28 de agosto

Restos de un sueño:
perfecta disposición de las nubes,

el escenario está listo
amarillo y blanco,

todo hace del contraste
su razón de ser.

(Diario de poemas, inédito)

sábado, 22 de diciembre de 2018

Diario de poemas: 27 de agosto

Huele a pimienta a primera hora.

Hace un frío ácido,
sin lluvia.

El cielo cubierto
y la noche más larga.

Todo augura que hoy será
un día apagado,
sin lustre alguno,
mentiroso y ciego.


(Diario de poemas, inédito)

jueves, 20 de diciembre de 2018

Diario de poemas: 26 de agosto

Frente al gran teatro del mundo
nuestra actuación solo puede ser desconcertante.

Nada más extraordinario
que la propia diferencia,
la más lesiva
de las afirmaciones.


(Diario de poemas, inédito)

sábado, 15 de diciembre de 2018

"Desdecir" de Eva Hiernaux

La poesía no es una disciplina de velocidad sino de fondo. Lo sabe muy bien la poeta y artista madrileña Eva Hiernaux, que viene trabajando desde hace mucho tiempo en una escritura que signifique, en ediciones artesanales, alejada de marchamos o modas.
Es así, viene de lejos y nos presenta ahora, en Desdecir (Ediciones Contrabando, 2018), una obra que se interroga por el camino recorrido y por el sentido mismo o el para qué de la poesía; y, sobre todo, por cuál es la palabra no corrompida por el ahora vertiginoso y falso o, incluso, por nuestras propias urgencias:

Qué verbo inmune 
a la corrosión de nuestra boca
(Pág. 23)

En esta búsqueda esencial, Hiernaux desvela que la única creación posible es sobre lo desconocido: la única palabra limpia está por decir y es labor de la poeta decirla sin renunciar a nombrar la innombrable:

Lo más difícil es aprender a nombrar
(pág. 80)

Desde esta ambición demiúrgica la poeta nos dice, escucha, conversa con sus lectores, se desdice, se esfuerza, fluye armónica, se hiere y continúa su camino luminoso -humilde, exigente y laboriosa- hacia nuevas metas.

jueves, 13 de diciembre de 2018

Diario de poemas: 25 de agosto

Insiste la luz
en serlo todo,
insiste no en acariciar
los objetos sino en formarlos,
insiste no en viajar
hacia nuestros ojos
sino en ocuparlos.

Insiste la luz
en extrañar cada superficie
y rescatarla en su interior.

Insiste en existir
aunque la dejemos de ver.

Insiste y su insistencia
es incomprensible.

(Diario de poemas, inédito)

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Diario de poemas: 24 de agosto

Queda el sueño:
la noche, su insistencia fría,
que se repetirá en otra oscuridad.

Tan solo eso,
sin fin
de noche en noche.


(Diario de poemas, inédito)

jueves, 6 de diciembre de 2018

Diario de poemas: 23 de agosto

En un instante,
en una fricción de segundos,
en un chasquido
todo cambia y se inclina.

Permanecer se hace imposible,
moverse también.

Solo queda la espera
de otro instante
fatídico o feliz
en el que todo se vuelva
a caminar.

(Diario de poemas, inédito)

martes, 4 de diciembre de 2018

Diario de poemas: 22 de agosto

Sin llegar al final,
desisten las tardes
hasta la arrogancia
del ocaso rojo y amarillo,
del aguacero como una
sinfonía
inacabable.

No llega la noche,
no la dejan descender
a pesar de su avanzada
enfermedad.

(Diario de poemas, inédito)

sábado, 1 de diciembre de 2018

Un poema de "Y habré vivido"


Porque mientras otros hacían deporte,
yo
me quedaba con Honegger y su rudo partido de rugby

y no con el tan amanerado Erik Satie y sus sports et divertissements, con su le tennis tan
para señoritos,

me quedaba con las correrías y la brusquedad del suizo, con su cuerpo a cuerpo entre las trompetas y la percusión, con su melodía erizada, con la arritmia inconclusa de no querer volver a Suiza, con su confusión de cuerpos, de corduras y daño.

(Y habré vivido, La Garúa, 2018)

jueves, 29 de noviembre de 2018

Diario de poemas: 21 de agosto

Clama el atardecer
toda la luz, la presiona
como si fuera
una cámara de aire
y la deforma hasta
convertirla en una astilla.

Llega a su fin
y se mantiene expresando
ruido y música
a la vez,
como su silencio, atronador.

(Diario de poemas, inédito)

martes, 27 de noviembre de 2018

Diario de poemas: 20 de agosto

Existe este día
acumulándose como el viento:
colérico, cansado de sí,
enfermo o dolorido,
estriado cuerpo,
esperpento de horas
que no llegan a ti, que ya eres olvido.

(Diario de poemas, inédito)


***


Con este primer poema inauguro la publicación de "Diario de poemas": un poema para cada día del 20 de agosto al 20 de septiembre del pasado verano.

sábado, 24 de noviembre de 2018

jueves, 22 de noviembre de 2018

Sobre "Y habré vivido"

Del prólogo de Eduardo Moga:

Y habré vivido apuesta por una dicción fuerte, articulada en un verso libre muy dúctil, con incursiones en el versículo y el poema en prosa, que presenta un desarrollo narrativo, pero que no elude lo anómalo ni lo analógico. Las figuras musicales, como la aliteración –“son chasquidos, / suenan, son, socavan, someten”–, conviven con los neologismos, de espíritu creacionista, que no persiguen el retozo, sino la revelación –“la respiración que me frontera”–, y los calambures: “Me andamio, no vuelvo, escucho: / la poesía todo (lo)cura”. El esfuerzo por construir un lenguaje que incorpore su propia insuficiencia para comunicar el paso –y el peso– deletéreo del tiempo –que no existe sin pérdida: “siempre hay un lazo / que me asta y me capa”, escribe Agustín Calvo Galán en un poema– se manifiesta en estos escorzos aristados, en estos sutiles tormentos de la expresión. 


***

Eduardo Moga estará mañana 23 de noviembre presentando "Y habré vivido" en la librería Animal Sospechoso de Barcelona. Será a las 19h.

sábado, 17 de noviembre de 2018

"Brandewijn" de Juan Peregrina

Siempre se ha dicho que en el pote pequeño está la buena confitura. Pero no de confitura sino de un intenso licor, como un bombón con sorpresa, está lleno Brandewijn (Ediciones Peregrinas, 2018) del poeta granadino Juan Peregrina, porque la buena poesía o la buena literatura se escribe destilando los textos hasta llegar a su espíritu. Desde el mismo título, con esa palabra neerlandesa que es el origen de la inglesa brandy adoptada por el castellano, hasta el diseño de la publicación: el color anaranjado tanto de los textos como de las tapas, todo aquí está perfectamente conjuntado. Forma y fondo casan, con el brandy como macguffin, para construir diez relatos en las fronteras entre la poesía y la prosa, por los que transitan tanto la desesperación como la memoria, el amor, la infancia, el sexo, la amistad... es decir, la vida misma. Los textos editados se acompañan de las imágenes de sus originales manuscritos, creando algo así como un efecto espejo, que nos desvela no solo la fertilidad del proceso creativo, sino la esencia transformadora, de alambique, que implica (y no se suele ver) el texto finalizado. El oficio del poeta, así, transforma y pule. Lo sabe perfectamente Peregrina que da la misma coloración de los diamantes o los rubís a sus palabras, los mismos aromas del mejor licor, en un juego de sinestesia que atrapa y enamora a los lectores. Sí, Brandewijn es libro breve, un pote pequeño, pero inspira y anuncia algo que crecerá en forma de gran obra. Sí, Brandewijn es belleza por los cuatro costados.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Un poema en italiano de "Y habré vivido"

Traducción de Paola Laskaris


***

Questi filamenti si abituano
                                               ad essere frasi, continuano
senza finire,
                                   si spigolano
ascoltando Janis Joplin e anche Karen Carpenter e questo risulta,
da un punto di vista riduzionista,
senza senso, impossibile, contradditorio, iconoclasta: ma non è altro che infinito.
Io dico che infinito è possibile, insisto ad ascoltarla di nuovo
con un nodo ad ogni estremità
della linea linfatica che unisce
le loro voci,
perché furono entrambe fieramente infelici, letargiche, distrutte dai falsi amici,
entrambe:
c’è un’uguaglianza insondabile nelle loro voci, non nella loro vita, non nella loro morte, solo ed esattamente nella fragilità austera, aristata e arabica delle loro voci, un’uguaglianza fisica, che non si arriva a percepire, che non può finire, e seguita a risuonare incomprensibile.



***

lunes, 12 de noviembre de 2018

23 de noviembre, presentación en Animal Sospechoso

 

Dónde: "Y habré vivido" se presentará en la librería 
Animal Sospecho, C/Ventalló, 9 - Barcelona

Cuándo: 19h. del 23 de noviembre

Quién: Participarán el autor y Eduardo Moga (prologuista del libro)



lunes, 5 de noviembre de 2018

Del prólogo de "Y habré vivido"


“Y habré vivido es una crónica de viajes. De varios, entrelazados en un solo instante presente en el que, como en el aleph de Borges, confluyen todos los instantes. El yo que nos habla lo hace desde la mesa en la que escribe. La escritura es un fluir incesante, un curso que irriga todos los países y todos los sueños, aunque siempre se presente amenazado por esas últimas palabras, a las que el poeta alude con frecuencia, que conducen al abismo –o al paraíso– del silencio. También la vida es un fluir incesante, aunque condenado a la terminación, anticipada en la muerte de los ídolos del arte, en el fatal alejamiento de la juventud, en el emborronamiento de los recuerdos y los placeres.”  Del prólogo de Eduardo Moga

El próximo 23 de noviembre se presentará en la librería Animal sospechoso de Barcelona.

sábado, 27 de octubre de 2018

"De la soledad" de Alfonso Aguado Ortuño

En los tiempos de las tremendas pestes que arrasaban las ciudades europeas, los venecianos tuvieron una idea exitosa:  que los barcos que llegaban a puerto, cargados con las exóticas mercancías provenientes de oriente y, quién sabe, tal vez alguna enfermedad mortal, tuvieran que pasar cuarenta días de aislamiento. Es decir, que inventaron la cuarentena. Alfonso Aguado Ortuño también pasa dicha cuarentena en su libro De la soledad (Babilonia edicions, 2015), y para cada uno de esos días escribe un poema, desde el que conjura, precisamente, o se vacuna, o se alivia de, la soledad, uno de los males mortales de nuestro tiempo. Pero, que nadie se equivoque, estos cuarenta poemas no son lamentaciones sino refinadas búsquedas de belleza, no exentas de humor y de aristas dolorosas:

Se casó con Soledad cuando
debiera haber sido
su amante esporádico
(pág. 37)

Al fin, la poesía misma no es más que un arte que se liba en soledad, y desde esa asunción el poeta la acepta, la odia y, por supuesto, la ama.

domingo, 21 de octubre de 2018

Una lectura de "Y habré vivido"

Por Viktor Gómez Ferrer
Llegó mientras estaba de viaje “Y habré vivido” de Agustín Calvo Galán, con prólogo de Eduardo Moga, en edición de Joan De la Vega, haciendo el n° 72 de La Garúa Poesía Editorial.
Viajar, observar, leer, propician una conciencia del vivir, que puede como es el caso ahondar en una conciencia crítica de la escritura y la Historia. 
Libro que nos remueve, que hace chocar el yo con el tiempo (pasado y presente). Libro que halla cómplice en el lector, al que a más de la fronda de poemas se le regala vía Paola Laskaris unas versiones traducidas al italiano, E avro viscutto, de la poesía que igual que un paisaje, nos explora, nos camina, “nos escribe” que dice De La Vega. 
Sabrosa e intensa lectura. 

lunes, 8 de octubre de 2018

Un poema de "Y habré vivido"

de próxima aparición en La Garúa Poesía.


***



Un hombre con todos sus dientes
calla
y sigue pasando las páginas del Ecce Homo,
como si mordiera la pulpa del jengibre,
calla
rabiando, presidiendo un consejo
de administración, una junta
de accionistas,
                                   un traspaso de poderes,
                                   un dictado de atrocidades,

una jauría.


***

lunes, 1 de octubre de 2018

Un poema visual mío para la portada de

"También vivir precisa de epitafio. Antología poética 1983 - 2017", de Javier Sánchez Menéndezez. Edición a cargo de José Luis Morantee. Nº 19 de la colección "Chamán ante el fuego" (poesía).
Disponible a partir del 15 de octubre en librerías y web (www.chamanediciones.es)
Imagen de cubierta de Agustín Calvo Galán

miércoles, 26 de septiembre de 2018

"Y habré vivido"

ya falta menos...

Muchas gracias a La Garúa por dar casa a estos poemas.

Y muchas gracias a Eduardo Moga por el prólogo y a Paola Laskaris por las traducciones al italiano.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Llegar

y que la casa esté vacía.
La mesa, la araña, los días
amargos, frágiles, callados.

(inédito)

jueves, 13 de septiembre de 2018

jueves, 6 de septiembre de 2018

Letras

inmensas, como celosías,
interponiéndose
entre el papel en blanco y yo.

(inédito)

jueves, 23 de agosto de 2018

Poema, fin del verano

Es un sueño
el camino,
es de tierra
la noche.
Huele a lluvia
y el reloj de sol espera
insensible
su hora.

(inédito)

sábado, 18 de agosto de 2018

"Ofrenda" de José Manuel Camacho Vázquez

El onubense José Manuel Camacho Vázquez acaba de publicar su segundo poemario, baja el título de Ofrenda, en la editorial Ars Poetica. En este libro el poeta recorre la distancia entre él mismo y el mundo; pero, contrariamente a lo que se podría suponer, realiza el camino de la luz a la sombras, es decir, hacia la noche:
"Hacia poniente, a por estrellas, parte el poeta:
son las gracias del canto."
(Pág. 13)
En busca de un cierto clasicismo moral y formal, Camacho destila sus poemas desde la esencialidad. Además, el viaje hacia el ocaso es, no cabe duda, una invitación hacia la introspección:
"Es un secreto a trinos:
siempre las aves vuelan hacia dentro".
(Pág. 47)
Al fin, en el largo poema con el que el poeta cierra el libro, titulado "Lo íntimo", el dolor por lo oscuro toma forma no de tiniebla sino de intensa luminosidad, a pesar del vacío existencial:
"Pule con cada lágrima tu estrella interior"
(Pág. 57)
Ofrenda es poesía de orfebre: intensa y bien trabajada; pero, sobre todo, es honda y firme reivindicación de la palabra que crea el mundo.

jueves, 9 de agosto de 2018

Se ha restaurado

el equilibro,
los días vuelven a pasar como instantes.
La casa se quedó en silencio.

(inédito)

lunes, 30 de julio de 2018

Letras

esparcidas sobre páginas,
libretas bajo el escritorio,
en los cajones, bajo
el techo falso del idioma.

(inédito)

jueves, 12 de julio de 2018

POEMA


Y ahora recuerdo tan poco, tan solo esto que escribo.

De entre la montaña de páginas garabateadas extraigo un fajo atado por un cordel astral, platino. Tenía yo dieciocho años, tenía tan solo todo lo que iba a escribir, dieciocho años y no tenía nada más por delante:
Dibujar el plano de una casa
y no querer ser arquitecto.
Dibujar unas ventanas enormes en un folio
sin paredes, un trampantojo
como todas aquellas veleidades:

Dibujar un cuerpo y vaciarlo con las letras,
elementales
versos.



(inédito)